Noticias Uno es un noticiero de caracter investigativo emitido los fines de semana y festivos.
banner ad
banner ad
banner ad
banner ad

Top Secret mayo 21 de 2017

| mayo 21, 2017 | 0 Comentarios

Susto en la Corte

Quien se paró a hablar desde un atril de una sala de la Corte Suprema, en desarrollo de la audiencia en que se trata una queja contra la exfiscal Marta Lucía Zamora, es Liliana Rosa Cardona, procuradora delegada Penal.

Casi nadie la recuerda pero la procuradora Cardona se volvió famosa apenas recién nombrada por el procurador Fernando Carrillo cuando ella le pidió a esta misma corte anular todo el proceso contra el suspendido exmagistrado Jorge Pretelt quien enfrenta una denuncia por corrupción.

La doctora Cardona llevaba unos 15 minutos de intervención ante el magistrado Eyder Patiño que presidía la audiencia cuando empezó a titubear y su voz cambió de tono.

Quienes estaban presentes se dieron cuenta de que algo le estaba pasando a la procuradora pero nadie se movía de su sitio.

De pronto la procuradora Cardona se fue desvaneciendo pero fue auxiliada muy rápido de tal manera que no se golpeó contra el piso. El magistrado Patiño, asustado, hizo lo que tenía que hacer: “se suspende la diligencia” dijo.

Una ambulancia que se demoró minutos eternos en llegar, trasladó a la funcionaria a una clínica… A parecer el incidente no tuvo consecuencias delicadas.

El oficio de reportero

La semana pasada estuvo movida la Corte Suprema en donde habitualmente no hay una sola hoja que se sacuda.

Aparte del desmayo de la procuradora Cardona, otro hecho convocó a los reporteros: la petición de perdón del expresidente Uribe a las madres víctimas de Soacha que perdieron a sus hijos en la tragedia criminal denominada falsos positivos y sobre quienes el doctor Uribe había hecho afirmaciones de las que tuvo que retractarse.

“Es su segunda retractación”, dijo Guillermo Gómez, reportero de Noticias Uno.

Antes de que el expresidente respondiera, se escucha el ruido de un vaso al caer, tal vez empujado por la avalancha de cámaras y micrófonos, entre estos, los de Noticias Uno. El senador se tomó su tiempo, miró el logotipo que identifica a este informativo y decidió darle respuesta sin alterarse.

“No me hagas decir una cosa porque después me traes a estos estrados judiciales. No me hagas decir lo que pienso sobre Noticias Uno que sabe la opinión que tengo sobre ustedes”, indicó el Senador.

Una osada reportera de una cadena radial se atrevió a repreguntarle.

“Entonces le pregunto yo: es la segunda vez que usted hace una retractación”

Después vino un interrogante incómodo, pronunciado en tono suave.

“¿Por qué Noticias Uno es pro Farc?”, preguntó Gómez.

“Ese no es el tema hoy”, le respondió el expresidente.

Y sucedió otra pregunta, esta del campo en que el senador se mueve muy a gusto.

“¿Qué piensa de la visa que van a darle a Tanja?”

“Hay que mirar esos temas”, resaltó Uribe.

El encuentro periodístico terminó sin alteración; el reportero cumplió con su oficio de preguntar lo pertinente y el personaje, con su derecho a responder lo que quiso, pero en santa calma.

Puertas cerradas

Como se supo, la ceremonia de condecoración de Alejandro Ordóñez en la Asamblea de su departamento, Santander, que impulsó una diputada de similar extremismo religioso, resultó muy accidentada.

Mientras en platea se concentraban los invitados de Ordóñez, a la parte alta del escenario habían logrado entrar personas ofendidas con el exprocurador por sus posiciones contra los derechos de unas minorías.

La situación se fue poniendo cada vez más tensa.

Los gritos de unos y otros subían de tono hasta cuando los invitados del homenajeado empezaron a imponerse pidiéndole a la Policía que sacara a quienes se manifestaban contra él. Los agentes les empezaron a arrebatar los cartelones que llevaban escritos y algunas banderas.

Cuando alguno de los manifestantes gritaba algo, los agentes se encargaban de sacarlo del recinto en medio de la aprobación de los invitados.

A la medida en que el recinto quedaban solo los amigos del exprocurador y los de la Asamblea de Santander, Ordóñez fue sintiéndose a gusto con su discurso, tanto que hizo un gesto inesperado.

Y se dio el placer de enviarle dos besos a quienes lo criticaban, entre quienes estaban varios miembros de la comunidad gay.

No se supo si el gesto de Ordóñez fue espontáneo pero pareció sorprender a su esposa quien fue captada por la cámara bastante seria.

Todo terminó bien para el condecorado porque al final no había ni un solo opositor suyo en el lugar. Pero, a pesar de su cara sonriente, debió pasar un rato amargo porque en la controvertida sesión solo había gente de su tierra natal.




style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-2982781359263966"
data-ad-slot="6016726602"
data-ad-format="auto">

Etiquetas: , , , , , , , ,

Categoria: Top secret

Deja un comentario

Usted debe ser Conectado Escribir un comentario.