Noticias Uno es un noticiero de caracter investigativo emitido los fines de semana y festivos.
banner ad
banner ad
banner ad

Para defender su referendo antiadopción, Viviane Morales resucitó el término de ideología de género

| mayo 6, 2017 | 0 Comentarios

El referendo que impulsa en el Congreso la cristiana Viviane Morales y su esposo, el pastor Carlos Alonso Lucio para prohibirles adoptar niños a las personas que viven sin compañía marital, es decir, a las solteras y viudas, y también a las parejas compuestas por hombres o por mujeres no solo es polémica porque, según sus críticos, establece la desigualdad de derechos entre unos ciudadanos y otros sino porque le daría al Estado un carácter religioso similar al de los países musulmanes.

A la senadora Morales se le ha visto enardecida por el escándalo que se ha suscitado en los medios por el extremismo de su referendo que les quitaría el derecho a muchos niños de tener una familia y a los adultos solos, de poder conformarla. Morales destapó su ira contra la prensa.

“Es inmoral que los medios de comunicación que reciben en pauta del estado, pagada con nuestros impuestos en cuantías que superan cuatro veces esa cifra se dediquen a torpedear la voluntad ciudadana de dos millones trescientos mil colombianos”, dijo la senadora Viviane Morales.

Y, como sus bases de apoyo al referendo son, en su mayoría, de línea ultraconservadora, las asustó con un término de moda del que no todo el mundo sabe su significado pero que ha sido útil para asustar.

“Ahora los líderes de la ideología de género quieran impedir nuestros derechos ciudadanos a cuento de argumentos fiscales que no caben cuando se trata de ejercicios de derecho fundamentales”, agregó la Senadora.

En el otro lado de la discusión están los grupos defensores de los derechos de las mujeres solteras, separadas o viudas que desearían adoptar, con todas las obligaciones de ley, a uno o más niños.

“Imponer a todo un país unos valores religiosos. En contravía de la realidad de este país”, indicó Olga Sánchez, directora de la Casa de la Mujer.

La directora de la Casa de la Mujer, una fundación que trabaja hace 40 años como protectora de derechos de la población más débil de la sociedad argumentó también que una pareja no puede considerarse perfecta ni menos ideal solo por contraer matrimonio y vivir en la misma casa, pues suelen ocurrir graves casos.

“Yo también le quiero preguntar de dónde salen los violadores de familias heterosexuales, de dónde salen tantas disfunciones que hay en esta sociedad, de familias heterosexuales”, resaltó Sánchez.

Por su parte, uno de los abogados investigadores de Dejusticia y presidente de la organización Colombia Diversa, Mauricio Albarracín, opina que el referendo Morales-Lucio viola la Constitución porque ataca los derechos fundamentales de un segmento importante de la población colombiana.

“No solo discrimina a las madres solteras, lo cual viola directamente la Constitución que las protege en el art. 43, sino además en los últimos 10 años se han adoptado 500 niños por parte de solteros. Este referendo va a hacer que un niño pierda una familia cada semana”, dijo Albarracín.

El abogado Albarracín también le da al referendo anti-adopción, el alcance de un bullying generalizado.

“Humillar a las familias que la senadora Viviane Morales considera que no son óptimas, que son familias conformadas por personas solteras, que tomaron la decisión de vivir solos y tener hijos y las personas del mismo sexo”, agregó el investigador de Dejusticia.

Además de los problemas de Constitucionalidad que el referendo anti-adopción puede tener en la Corte por el asunto que trata, podría tener otro porque, presuntamente, quienes firmaron para darle apoyo a la consulta, fueron engañados porque no les dijeron que la prohibición de adoptar incluía a la población heterosexual que no está casada.




style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-2982781359263966"
data-ad-slot="6016726602"
data-ad-format="auto">

Etiquetas: , , , , , , , ,

Categoria: Nacional

Deja un comentario

Usted debe ser Conectado Escribir un comentario.