Noticias Uno es un noticiero de caracter investigativo emitido los fines de semana y festivos.
banner ad
banner ad
banner ad

Top Secret noviembre 06 de 2016

| noviembre 6, 2016 | 0 Comentarios

Los primeros drones de las Farc no se usaron para hacer la guerra sino para grabar su saludo a la paz. Llegó el momento de Top Secret, la vida secreta de los famosos.

“Guarde la compostura”
La pausada intervención del senador verde Iván Name sobre Taiwan en la plenaria del Senado de esta semana, se vio, de pronto interrumpida por la voz de quien se adivinaba como una furiosa mujer.

“Senador, respete a sus compañeros, se le pide. Estamos en la plenaria. Si usted sigue así, lo sanciono”. (Ver video)

La voz era de la senadora que presidía ese día la plenaria. Ella se llama Dayra Galvis, es de Cambio Radical y todos la conocen por su fuerte temperamento. Mientras el pacífico Name quería seguir hablando de Taiwan, Galvis continuaba alegando.

“¡Por favor, hágame salir al senador Mejía!” expresa la Senadora. La cámara de televisión se enfocó entonces en la energúmena congresista.”Usted no se puede poner de ruana la asamblea”, le reitera al senador Verde. Y tras unos segundos, siguió la cantaleta: “brinde a los colombianos un buen espectáculo, Senador”

En medio de la tensión, Dayra Galvis intentaba seguir con la agenda cuando de pronto se subió al estrado el senador liberal Guillermo Santos
pero este también recibió su juagada aunque en voz baja: “No, yo no estoy alterada” le dijo Galvis.

El pobre Guillermo Santos se corrió, sumiso, hacia un lado y ella, costeña hasta la médula, dele que dele con el regaño. “No pero es que a cada rato esos ‘choroteos’ que tienen, esos ‘choroteos’ que tienen permanentemente con las intervenciones de los compañeros”, pero nada que lograba dominar al díscolo que la hacía enfurecer.

Finalmente la presidenta Galvis le dio, de nuevo, la palabra a su colega Name quien se dispuso a reiniciar su intervención pero inútil. Le quedó un gesto de resignación cuando ella quiso explicar su reacción.

“Se le aclara a los compañeros de esta plenaria que nadie se ha salido de casillas”.

Pero, ¿quién provocaba el desespero de la presidenta? Mírenlo ustedes mismos (Ver video).

Otra cámara captó al señor Mejía, en realidad el senador caldense del uribismo Carlos Felipe Mejía, del grupo de Óscar Iván Zuluaga y conocido por sus intervenciones poco argumentadas pero muy gritadas.

“Moción de orden…. moción de orden…. moción de orden” Exclamó el senador Mejía.

Con la mano en alto y repitiendo las palabras “moción de orden”, mientras la presidenta echaba su discurso de respeto a la disciplina, Mejía intentaba molestarla aún más.

A Mejía también le gusta subir el tono de voz. En una de las plenarias en que se discutía la responsabilidad política del exmagistrado Pretelt, entró en cólera porque los medios afirmaban que el uribismo no actuaba como juez sino como defensor del acusado.

Al final resultó que el uribismo sí defendió a Pretelt y que las bravuconadas de Mejía encontraron quién las enfrentara. “Guarde la compostura, Senador…” Pero Mejía no se esperaba ni que se tratara de una mujer, ni mucho menos que fuera más confrontadora que él.




style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-2982781359263966"
data-ad-slot="6016726602"
data-ad-format="auto">

Categoria: Top secret

Deja un comentario

Usted debe ser Conectado Escribir un comentario.