Noticias Uno es un noticiero de caracter investigativo emitido los fines de semana y festivos.
banner ad
banner ad
banner ad

Recostado en el vecino

| marzo 31, 2012 | 0 Comentarios

Desde que comenzó a construirse un edificio enseguida del de ellos, un grupo de vecinos al norte de Bogotá comenzó a ver cómo se agrietaban sus muros, hasta el punto que hoy sólo esperan el colapso total de su residencia… Los constructores del edificio nuevo dicen que el mal construido en su vecino que es más viejo y más pequeño, pero las autoridades concluyeron que el acusado es el que tiene qué buscar pruebas de su culpabilidad…

Qué Tal Esto.

Miriam Galvis concretó el sueño de vivir en su casa propia, pero antes de poder disfrutarlo se le convirtió en pesadilla.
“Me pase en agosto de 2008, en diciembre de ese año empecé a ver grietas”, contó.

En un principio pensó que el problema se resolvía con un poco de pañete, pero las grietas avanzaban sobre su sala, si cocina, su habitación…. Y buscaron la ayuda de los expertos de la cuidad. Pero el consejo de los técnicos fue el único que el nuevo propietario de una vivienda no quisiera oír nunca.

“La DEPAE los desalojó porque estaban corriendo peligro sus vidas”.

Miriam tuvo que desocupar su casa, pero al banco poco o nada le importaban los motivos.

“Lo que encontramos en ese predio es que efectivamente habían unos problemas graves de habitabilidad y de seguridad del edificio por lo tanto recomendamos su evacuación inmediata y la no ocupación por parte de los propietarios de ese predio”, dijo Javier Pava Sánchez, Director del FOPAE.

Mientras que Miriam sostuvo que continuaba “pagando una deuda a colmena de un millón y medio mensual por algo que no tengo, por un bien que me lo destruyó falla y delgadillo”.

El apartamento Falla, porque los muros y techos estaban a punto de caer sobre los residentes y Delgadillo porque por mínimo que fuera, los constructores del edificio contiguo, la empresa Falla y Delgadillo, pegaron las paredes de sus muros y a ello le atribuyen el colapso de sus casas.

“Nadie, absolutamente nadie responde, se tiran la pelota como hace aquí todo el mundo”.

Versión que contradicen los constructores del edificio vecino, aunque hoy es imposible mostrar lo delgadillo de la separación entre los dos edificios y sólo se ven las fallas.

El FOPAE, asegura que su papel sólo llega hasta determinar el peligro de colapso en la edificación, pero no llega hasta determinar sus causas…. Para ello, según sus explicaciones, los mismos acusados deben conseguirse un estudio que determine su inocencia y caso cerrado.

Pero los expertos a los que contrató Falla y Delgadillo terminaron diciendo que su cliente tiene la razón: “El edificio Marco A Benavides tiene muchas deficiencias en la construcción y también incumplimiento normativo al momento de su construcción”.

El problema entonces quedó en manos de la asesoría de obras de la Alcaldía menor de Usaquén, que encontró que el edificio nuevo sí le había hecho daño a su vecino el viejo, pero mucho menor al que motivaba las quejas.

Juan Pablo Camacho, Alcalde Local de Usaquén, dijo que “la infracción fue un incumplimiento en cuanto a los empates de ante jardín con los edificios colindantes… la multa a imponer es la correspondiente a 15 salarios mínimos legales diarios vigentes que suma $1.339.000”.

Por su parte Javier Pava Sánchez, Director del FOPAE, afirmó que “aquí hay un tema que es un problema entre dos particulares donde el tema de responsabilidad frente a los daños que se causen y la ejecución de las obras correctivas y preventivas pues se tendrán que resolver entre ellos”.

Como quien dice, el tubo tuvo la culpa y sin que la ley establezca cómo se debe contratar un estudio imparcial, a Miriam Galvis sólo le queda esperar a ver los muros de su casa en el suelo.

Categoria: ¡Qué tal esto!

Deja un comentario

Usted debe ser Conectado Escribir un comentario.